16 octubre, 2015

Celulares


Suena… sonido… vibración y respuesta. Alejarse de todos a través de un zumbido. Un segundo de siempre, de los que se repiten en la inconsistencia del mañana en hoy, de la inmediatez absoluta, de la necesidad moderna y eterna de estar siempre presente. Sonido lastimero que rompe la calma, que clama entre sus entrañas la excusa perfecta para escapar de uno mismo… para romper lo que haces sin la conciencia de lo actuado. Para no mirarte, para no pensarte, para estar sin estar. Cabeza agachada con una tenue luz reflejando la mirada absorta. El segundo preciso de una epifanía universal desperdiciada por querer tomarte una foto en la que también aparezcas tú. Tú. Esa es la palabra. Ese es el resumen: Tú. La nada quebrándote, el vacío llevándote, la calma a la angustia inyectada por la emoción del mañana, el terror vacuo del presente callado… Tú, esa es la decisión, esa es la constante: Tú. Como si el zumbido endemoniado no pudiera esperar a ser atendido, como si tus manos fueran propulsadas contra tu voluntad, y llevadas al letargo plano y esteril de la comunicación absoluta… del estar presente sin quedarte, de irte sin alejarte, de estar siempre ahí, sin un segundo para ti. Y tú… sigue resonando en la nada esa palabra… “Tú”… como un mito, como una historia disímil de lo que te vino sucediendo y que no puedes esperar para contar… Tú, resuena en el vacío fulgurante de la soledad que te rodea con tantos rostros tan cercanos, pero tan ajenos y lejanos… Tú… tú y la inercia cancina de conocerte a través de los otros, a través de ese mirar… tú…

18 junio, 2015

Santiago

Las mañanas las marca tu sonrisa. Esa pícara inocencia con que despiertas, luego de sueños trémulos, de movimientos tranquilos y livianos. Mirarte en esa felicidad tan simple, en esa fácil alegría de sentir que unos brazos te elevan de lo horizontal, y que puedes pasar el tiempo acunado en el confortable calor de unas manos que te aman. Sigue el día sin verte, y aunque sé que mamá te cuida, me llena de angustia el preguntarme cosas que debo aprender: ¿Seré tan bueno como quiero serlo?... Pequeño, me gustaría tener una respuesta, pero supongo que lo veremos con el tiempo. ¿Qué quiero? Quiero vivir para siempre. Eso quiero. Quiero vivir para siempre, y que en cada momento sepas que puedes contar conmigo. Que sepas que al voltear, estaré para ti. Que en mi poca sabiduría, las palabras que encuentres en mi siempre serán de aliento y sosiego. Quiero vivir para siempre, para darte todo de mí, para que sepas que nada en el mundo puede detener este amor tan intenso, tan puro y real. Quiero vivir para siempre, para poder enseñarte a jugar. Para poder enseñarte lo divertido de ser irresponsable, poder curar tus rodillas cuando caigas, y levantarte cuando el golpe sea muy intenso. Algún día aprenderás a levantarte solo, hasta ese momento, mamá y yo seremos los resortes. Quiero vivir para siempre, para que aprendas a valerte por ti mismo, para demostrarte que el ser un hombre no implica seguir al resto, modificar tu mente para calzar, o acomodarte a lo que esperan de ti. Ser un hombre consistirá en ser tú mismo, en defender tu posición, en respetar la de otros. Ser hombre significará sacar lo mejor de ti y ponerlo a disposición de otros. Quiero vivir para siempre, para regalarte todo aquello que quieras. Inventar alguna forma de bajarte la luna (si la quisieras), de pintar toda una casa en media hora, de pasarnos el día entero tirados en el pasto, convencidos de que es la mejor forma de aprovechar el tiempo. Regalarte lo mejor que he tenido, la dedicación constante de perderme en tu felicidad. Quiero vivir para siempre, para compartirme con tu mamá, y enseñarte que una familia se construye cada día. Que equivocarse es parte de aprender, y que la comprensión de una buena mujer que quiera compartir tu vida, es parte fundamental del proceso. Quiero vivir para siempre, hijo, porque sé que en esta vida habrán muchas dificultades, y quiero estar ahí para que sepas que puedes confiar en la gente. Para mostrarte que la tristeza también tiene un aprendizaje, que el desconfiar nunca será gratificante. Quiero enseñarte que el mundo es bueno, y que lo malo que tenga se compensa de alguna manera. Quiero enseñarte, también. Darte las herramientas para que desarrolles tu pensamiento. Mostrarte las cosas que me sirvieron mientras me hacía hombre, y esperar que no cometas lo errores que cometí yo. Sin embargo, ten presente, que si los cometes estaré ahí, también. Y no tengas miedo a equivocarte. Como te dije, se trata de encontrar a aquella persona que cree que tus virtudes son más grandes que tus errores, y que te demuestre cada día que puedes ser mejor. No intentes hacer que te quiera. No tendrá objeto. Te querré por siempre, por todos los años que tenga en esta tierra. Te amaré y respetaré, y te enseñaré a amar y a respetar. Empezaremos en casa: tu madre, hijo, es la persona más valiosa que jamás encontrarás. Cuídala y atesórala, porque es la mujer que me hizo dar cuenta de lo bendecido que soy, la que te trajo a este mundo lleno de amor. Resalta tu propio valor sobre el de otros, no caigas en la falsa modestia de sentirte igual al resto, porque jamás lo serás. Eres lo suficientemente especial como para triunfar y ser un hombre de bien. Me gustaría contribuir contigo, me gustaría enseñarte todo lo que soy… y si te sirve algo, por pequeño que sea, consideraré cumplida mi misión. ¿De qué misión estoy hablando? No estoy del todo seguro. Solo se que quiero vivir para siempre, para ver si el cuidarte, amarte, protegerte y enseñarte compensan, de alguna manera, los errores que vaya a cometer mientras creces. No te mentiré, hijo. No soy perfecto, y es mejor que lo sepas desde ahora. Pero te cuento un secreto que compartiremos tú, yo y mamá: no se trata de ser perfecto, se trata de querer aprender más y más. Te amo, pequeño. Te amo como nunca pensé amar. Te amo como si en el mundo no fuera permitido querer más. Como si todas las lunas de aumento del mundo solo pudieran magnificar algo tan infinito, tan indefinible, tan difuso y poco entendible… Te amo tanto a ti y a mamá, que quiero vivir para siempre, solo para poder verlos cada mañana, cada tarde, cada noche… cada madrugada en silencio… Pero vamos paso a paso, por ahora me quedo con esa sonrisa pícara de cada mañana, esa que nos enamora a mí y a mamá.

08 mayo, 2015

¿Y qué?

¿Y qué? Qué si la vida pasó sin que nos diéramos bien cuenta de que no había nada que esperar… que esperar era una excusa para no contentarse con lo que tenemos… ¿Y qué? Qué si en realidad lo único que queríamos era vivir de los recuerdos, de los momentos que ya no están… ¿Qué? ¿Qué? ¿Qué, entonces? ¿Cómo hacer? ¿Cómo dejar de negar lo innegable? Que en realidad el pasado es más presente que el presente… que todo lo que he sido es eso, lo que fui, y que ahora mis pensamientos, mis formas de ver la vida, son un lastre, una carga, una indiferencia cargada de melancolía… una estrella partida en un cielo que nadie quiere ver… ¿Y qué? ¿Qué hacemos con la nostalgia? ¿Que hacemos con esa sensación rara de querer estar solo en un cuarto, con la luz apagada, y enterrar mi frente en la comisura de mi brazo?... querer que pasen las horas entre el silencio y la reflexión silenciosa de una mirada clavada en la nada total, en el negro absoluto… ¿Y qué? Qué más da lo que yo sienta… qué más da lo que se pierde… qué más da que te ame como nunca amé, que quiera volverme loco cada día, para que me cuides y quieras ser parte de mi… ¿Y qué? Si lo de hace un segundo era mejor, si lo de ayer fue lo mejor, si el futuro se ve tan absurdo, tan descolorido… y lo pintas así, me dueles así… que tristeza tan profunda, que melancolía tan sincera… Desdibujemos la nada, entonces… veamos la lluvia escurrirse por la ventana en el invierno más frio, contemplemos como se rompe el silencio, como las cadenas se vuelven sombrías, como las esquirlas de los recuerdos pinchan los globos del hoy. Y qué? Qué si te amo a pesar de que cuando me mires no me veas a mi, sino a mi ayer…

16 marzo, 2011

Black - Pearl Jam

Hay cosas que tiene el extrañar que hacen que te sientas vivo… El silencio se vuele un aliado, una constante compañía, a pesar de no querer tenerlo tan cerca, se vuelve lo único que tiene un esbozo de respuesta.
El sentir que hay una persona a tu lado, pero que no está. Debe ser como cuando te amputan un miembro, esa sensación de aún poder contar con él, con esa parte que se ha ido y que puede no volver nunca.
Escuchar música empieza a volverse un alivio, aunque te das cuenta de cuanto habías dejado de lado algunas canciones por no decirte nada, y que ahora te dicen tanto y te sientes tan identificado… Lo peor es darte cuenta de todas esas cosas que tienes en común con estos desconocidos que le lloran al micrófono.
“now my bitter hands” Y sí, mis manos están rabiosas, pero se quedan en el profundo silencio de no saber qué hacer… de contemplar las cosas destruirse, irse, perderse en la nada. Ni siquiera tengo lágrimas o palabras. Solo este vacío que no puedo esquivar.
Estoy tratando de respirar con calma, de ocupar la mente en el trabajo, en las cosas que tengo que hacer, pero empieza a no funcionar… empieza a ser difícil concentrarse, mantener la atención en un solo punto… Empiezan a rebalsarme los recuerdos y las cosas que se repiten… las palabras que se repiten, el reloj que se repite… todo se vuelve así, como gris, como monótono…
¿Y dónde están los colores? – ¿qué vida he venido viviendo? – si aunque ahora todo se sienta tan distinto empieza a sentirse tan familiar y conocido… La intensidad viene bajando, igual que las pulsiones. Los impulsos pierden énfasis y poder. Empiezo a hacer las cosas por inercia.
No puedo articular el pensamiento sin pensar en lo que estarás pensando… Y me quedo en ese miedo constante a no saber qué pasará, pero con un temor aún más grande ante el “hacer algo” o el mantenerme en silencio. Por eso escribo, porque no puedo callar más y pretender que tu silencio no me lastima. No puedo pretender que no me importa, por más que quiera hacerlo, porque me importa demasiado “of what was everything”.
Se siente en medio del pecho – así empieza – y va hacia la espalda y se mantiene en el corazón, justo en la parte baja del corazón. Ahí es donde empieza a doler y uno dice “no puede doler tanto”, pero lo hace… ¿Cómo puede doler un espacio vacío? ¿Qué se siente si lo que se siente es un agujero? ¿Es la nada gritando?
Ves a las personas pasar, sonreír y seguir con su vida, y te preguntas ¿cómo lo hacen? ¿Cómo lo hacía yo?...te das cuenta de lo desconsiderado que has sido siempre, de lo frágil de esa felicidad que considerabas eterna… de lo repetitivo de las cosas, de la monotonía absurda de levantarse, darse una ducha, caminar al paradero, tomar un carro y sentarte a trabajar, a pesar de estar pensando tanto en algo que no se soluciona pensando tanto.
Piensas en mil cosas, en miles de cosas, pero a la vez sientes que estás estancado, que no hay avance posible. Que te cortan una parte… y lo peor es que se siente brutalmente real, brutalmente indiferente hacia el mundo. ¿Será que de eso se trata extrañar?
“As her body once did”. Sigue repitiéndose la película constante, la misma imagen, perdida entre tantas otras, como una presentación constante que avanza y no avanza… que está presente en su totalidad, abarcando cada espacio, cada segundo, y que a la vez no puedes sacar del foco central, no puedes no pensar, no puedes no mirar. Se vuelve así.
Después viene el dolor en las piernas, el quebrarse en las rodillas, el no querer caminar y no soportar estar quieto. El querer hacer algo, pero simplemente no tener las energías para hacerlo, y en realidad tampoco querer hacerlo del todo. Luego son los ojos, que se entrecierran un poco, se quedan así, como si tu campo visual se hubiera disminuido sin que te dieras cuenta.
También viene la falta de apetito, aunque tengas hambre. “I know you´ll be a star in somebody else´s sky” La falta de concentración, la desidia… el dolor, la sed de sed y de ser.

¿Cuándo termina todo esto?
¿Termina en algún momento?
¿Cómo cuantificar el vacío? ¿Cómo explicarlo?




Escuchaba "Black" de Pearl Jam, y me di cuenta de cómo me siento cuando no sé nada de ti, mi Magia.

04 marzo, 2011

Correo empresarial.

Si esperabas que fuera el sosiego el que llenara nuestras vidas, tal vez mirabas un poco fuera de nuestro foco… Tal vez son esas vicisitudes las que nos hacen ser tan exacta e idénticamente diferentes uno del otro: simétricamente, casi… Jugando en planos cartesianos o en curvas normales, mirando las cosas que han pasado con una inusitada alegría, porque hoy podemos estar más juntos que nunca.
Tal vez en el camino cambiamos los lentes que teníamos puestos y empezamos a creernos esto de vivir juntos para siempre, aunque hayan días en que seamos tan distantes, tan erráticos y conflictivos. Aunque a veces parezca que queremos desaparecernos de al vida del otro y disfrutar del silencio, de la calma apaciguada de la noche, de la oscuridad y la nada. Pero encontramos la manera de disfrutar de esas cosas lindas que tiene la soledad uno al lado del otro, conviviendo y creciendo, haciéndonos más fuertes y más sensibles… más y menos personas, porque somos más personas para nosotros mismos, mientras que crece nuestro cariño, nuestra compenetración.
Estoy mirando el teclado, como queriendo descifrar los pensamientos, los comportamientos, las cosas que han sido y las que serán. Y me quedo feliz, tranquilo e intranquilo sabiendo que nuestra vida siempre será esa montaña rusa de ir y venir, pero siempre con la firme convicción y seguridad de que llegaremos a nuestro destino.
Ha habido momentos oscuros, ¿no? Momentos en los que no la vimos, aunque quisimos verla… Y es complicado hablar de cosas que no son más, pero para bien, porque ahora el respeto que sentimos el uno por el otro habla cabalmente de todo aquello que hemos aprendido, de todo aquello que hemos aprendido a querer al otro.
Eres mi todo. Mi verdad. Mi forma de entender las cosas que no entiendo (y las que entiendo también). Mi rayito de sol en los días de invierno. Mi vientecito helado en los de verano. Mi nube cuando el sol quema. Mi luna esos días sin estrellas. Mi chalina en los días de viento. Mi capucha naranja con poderes mágicos. Mis errores y mis aciertos (como mis virtudes y defectos). Y sin querer queriendo, la persona que me hace sonreír cual si fuera un niño sin preocupaciones. Eres mis preocupaciones y mis calmas. Mis piernas pequeñas de futbolista frustrado y mis manos torpes de malabarista sin futuro. Mis pies de mono, mi cabeza de frente pronunciándose. Mis uñas mal cortadas (ambos sabemos porqué). Mis dolores de espalda y de cabeza, pero con tibio alivio perenne y pasajero (aunque usted no lo crea). Mi forma de reírme de cada cosa, y de renegar de todas las cosas que me hacen reñir como un tarado. Mi espejo del alma (y mi espejo de Gauss, también). Mi senderito del alma (como dijera Lisandro Meza). Mi Fly me to the moon (en la voz de Sinatra) y mi As Time goes by. Mi Pretend y mi unforgettable (aunque nos la hayan robado Tere y Manongo).
Eres mi sombra… la que va conmigo a todas partes aunque no me de cuenta del todo, porque donde estoy estás. Y sin quererlo, tal vez, has ido haciéndote una parte tan grande e importante de mi vida que hoy no imagino un día sin saber de ti, sin saber que me llamas, que me piensas… Creo que ese día (el que no pienses en mi) podría morir tranquilamente, sin rencores ni temores. Podría simplemente desaparecer de todo el mundo.
Pero gracias al cielo y a la vida que no es así! Gracias al cielo y al mundo porque puedo cerrar los ojos y seguir viéndote, y puedes cerrar los ojos y seguir sintiéndome. Gracias al cielo y a la vida porque puedo irme a dormir y pensar tan rico en ti… mirarte dormir con o sin ropa a mi lado. Cuando no estás te miro también, aunque un poco menos definida, tal vez por eso de no estar.
Y te extraño horrores, HORRORES, esos días en que no podemos vernos, tal vez por eso es que también me muero de ganas porque vivamos juntos y seamos una unidad empresarial-familiar-amorosa, con nada de empresarial (excepto porque suena bonito).
Te amo.
Eres mi todo.

20 enero, 2011

The way things go - The Octoups Project

Oficina, escritorio, audifonos, música. Caminata, sensación, púrpura, sosiego. Acordes, pasos, compás, desidia. Conversaciones, estaciones, productos, tesis. Comparación, ritmo, melodía, espacio. Abierto, comedor, corredor, universidad. Cuartas, amor, esperar, celular. Agua, vacío, roído, perdido. Cosas asborventes, disolventes, pragmatismo y comezón.

Línea de bajo, teclados y guitarras… Musicalización del espacio corporal, de la sensación, del sosiego esquivo. De ese pequeño agujero en el alma, en el corazón. Esperar, mirar en la puerta trasera, en la trastienda, cuando baja el telón y no quedan aplausos… Cuando solo quedan las luces apagadas y esa sensación de perenne calma. Mirar lo bailado, lo sentido, la sensación… sensación, sensación sensación sensación sensación sensación sensación… y repetición constante de incontrastables luces que van y vienen, verdes, amarillos, colores holográficos, como pantallas que repiten melodias que no sienten. Caídas de agua vertical u horizontal, sin importar la gravedad, solo imágenes que recapitulan dibujos aniamados, pantallas, otra vez, que encadenan las sensaciones dolosas, alegando que esquivan el viento, pero que solo van y se quedan, como manteniendo ese espacio que es solo suyo.

Empalagan con gusto, con entradas y salidas, pero constantes y repetidas, como sintiendo… como dejandose sentir. Apagando el incendio de la garganta y la curiosidad de los dedos… Se empieza a ir, a alejarse la efeméride… los colores, en un abismo multicolor… en un pozo espiralado, en segundos que se alejan, que dan la sensación de vacío, pero que se queda… que se mantiene.





Este post no tiene mucha coherencia, porque es una serie de cosas que la cancion que estaba escuchando en ese momento me desperto. recomiendo mucho la cancion que titula este post, puede ser encontrada en el album Identification Parada, MUY BUEN DISCO.

26 noviembre, 2010

2 años

Hoy me quedo en silencio. Me quedo mirandote largamente, como si mirarte fuera escucharte. Me quedo en el silencio perfecto de compartirnos, de sentirnos tan intensamente y con tanta franqueza y amistad. Me quedo en la paz, en la magia que siempre es tan nuestra y tan unica.
Me quedo en silencio, pero con una sonrisa brillante en el rostro, con la nocion correcta y el segundo eterno en que nos detenemos y nos miramos cargados de todo lo intenso y fuerte y unico que sentimos... Sigo mirandote por esa eternidad compactada, por ese segundo que dura para siempre.
Puede pasar la vida, la realidad, los micros y las combis que van y vienen, y que nunca tienen un poco de consideracion, pero nosotros nos quedamos, nos miramos y podemos tener otra vision, otro tipo de enfrentamiento a la vida, a esas constantes luchas y batallas por ser un poquito mejor cada dia... Te miro y me siento admirado, como si mis ojos se cerraran un poco y no supiera que decir para mantenerte ahi, quietecita, para seguir mirandote... Pero tambien me gusta tocarte, sentirte, saborearte... me gustas toda, todita.
A veces quiero que el mundo pare y nosotros sigamos, invertir un poco los papeles; y quedarnos moviendonos para siempre en lugares que no necesitan de nuestra presencia, alrededor de personas que existen en nuestra memoria y que no miran mas. Que podamos estar lejos de absolutamente todo y todos, pero estando ellos cerca, sin que se den cuenta que hemos partido y nos hemos ido tan lejos, tan a todas partes... Sonriamos, que el mundo no nos quiere mirar.
Me gusta estar a tu lado y sentir que apoyas tu cabeza en mi hombro. Me gusta que me cantes canciones inventadas y que me mimes y me cuides. Que te preocupes porque sea cada dia mejor, y que me regañes cuando sabes que me estoy equivocando en algo. Me encanta que seas como eres, y que siendo como eres te hayas convertido en la persona de mis sueños; que te hayas convertido en la realidad de mi futuro y de mi presente. Te amo; porque no solo puedo verte asi, sino que puedo verme en ti, y siento que cada dia que pasa nos parecemos mas y mas, pero no tratando de "ser iguales" sino que hemos alcanzado un balance y una estabilidad que puede resultar un poco agobiante a veces, pero que hace que podamos sentarnos y mirar el mar cada cierto tiempo, aunque no vayamos a la playa hace tanto. Hoy quiero mirarte y mirar el mar; que me mires y veamos el mar juntos, tomados de la mano, sin otra preocupacion que ese momento. Que la universidad y el trabajo esperen un ratito, que se queden fuera de estos momentos, porque hoy, esta noche, quiero que podamos detener el tiempo y quedarnos para siempre abrazados mirando el mar, la noche, las estrellas, lo que fuere.

Hoy cumplimos 2 años, mi amor. Y quiero celebrar porque desde hace 2 años estoy viviendo un sueño, una sensacion perenne de felicidad y de incontrastable gozo. Es como si algo dentro de mi fuera un arcoiris y a la vez no.Y a la vez fuera de colores y de grises y marrones, pero bonitos y colorinches. Hoy me quedo en silencio sintiendo todo esto que me haces sentir a cada segundo, a cada mirada tuya, compartida entre susurros...
Soy la persona mas torpe del planeta, y por eso te agradezco que a veces puedas ver mas alla de mi torpeza y entiendas que en el conjunto de palabras erraticas que aveces me salen, las que importan siempre son las primeras: Te amo, mi Magia, mi amiga, mi compañera, mi Milus. Mi todo.

Feliz aniversario mi amor. Gracias por ser asi.

10 noviembre, 2010

Charlie Garcia tituló este post.

Hay veces, en la vida, en que uno despierta de golpe. Creo que los golpes enseñan y te muestran que realmente hay cosas de las que uno nunca deberia dormitar. Tal vez sea el destino, o los juegos, tal vez el siempre y simple devenir en la constancia de lo perecedero... O tal vez no tenga nada que ver con las que suceden y termine siendo solo un caso de tristeza o distimia cronica, pero feliz, muy feliz.
Que tal si todo es un sueño? peor aun, que tal si somos solo el sueño de alguien mas? de un solipsista o algo por el estilo... quedariamos varados en la completa y absoluta nada... un onironauta que corre por algun rincon y se termina de olvidar de la realidad que lo refleja... ¿Que seria de la realidad sin los reflejos? Como lo creyera Borges en su momento, los espejos reflejas la finitud de las cosas, por lo tanto, sabemos que existen ,porque no existen elementos infinitos. Todo aquello que no sea reflejable, puede tener características de infinito, digo yo... Los limites son los que hacen tangibles a las cosas, y en este sentido, son los espejos los que pueden, fielmente, reflejar la realidad, no solo en el sentido literal y funcional que se les da, sino tambien en un sentido filosófico (aunque bien fisico, para ser sincero) Pero bueno, a que viene todo esto?... mmmhh...

Creo que aveces uno se deja llevar por las circunstancias y termina ilusionandose sobremanera. Terminas no dandote cuenta de que, por mas metafisico que algo sea, tiene un componente que puede ser reflejado, que es permeable de espejos y que, por lo tanto, tiene límites. Uno pasa de largo varias veces, mira de reojo y como quien no quiere la cosa, dice "si, todo bien", pero no se detiene a analizar que de repente ese espejo tiene un reflejo medio arbitrario de las cosas... Y cuando uno se da cuenta, en realidad lo que el espejo reflejaba no era la realidad, sino las cosas que uno queria ver en él... y ahi viene el problema... ¿Cual es, entonces, la realidad? La que veo o la que queiro ver? existe una realidad unica?... Fenomenologiamente, no... existen tantas realidad como visiones del mundo, y tal vez eso hace que las cosas sean mas complicadas aun, porque los espejos empiezan a mirar a todas partes, unos superpuestos con otros y al final uno termina viendo la imagen reflejada mil veces en mil lugares distintos, y no sabes en que angulo estas, o que, en realidad, estas viendo.

Nosotros vimos en un espejo, y aunque nos queremos, nos dimos cuenta que las cosas podían no estar de lo mejor... Miramos largamente, analizamos largamente estos reflejos y la simbiosis de nuestras realidades, mientras dormiamos, mientras comiamos, mientras haciamos nuestros deberes y nuestras responsabilidades. Analizamos las cosas, y nos dimos cuenta de que habiamos dejado que las alas cortaran nuestros pies, porque nos concentramos en lo bello y eterno que tenemos juntos y olvidamos un poco lo terreno, lo perecedero, que es el reflejo de lo real, de lo tangible. Nos volvimos metafisicos... Y tal vez en ese espacio en que nos dijimos todo lo que nos teniamos que decir, pudimos finalmente mirar un espejo nuevo, un espejo que no era suyo ni mio, sino nuestro. Y que no reflejaba la realidad fenomenologica de otras personas, sino solo nuestra realidad, en nuestro mundo y en el mundo de todos; porque tenemos lo que queremos, nuestra felicidad y gracias de siempre, esos colorinches, los lalas y las canciones, ademas del cariño de siempre, la promesa de una vida, y la vida (que es una promesa) para compartirla con magias en el cielo y con paseos, caminatas y peliculas.
Ahora sabemos que dejarse llevar tiene un componente de realidad, y si no cuidas este componente, la construcción que llevas se da sobre cimientos imaginarios no reflejables... Y eso es lo peor que puede pasar.

Ayer soñe que caminaba por la nieve, yo solito... al despertarme me di cuenta de cuan mal me sientas los recuerdos cuando no estas en ellos.

15 junio, 2009

Desde las alturas, 6 meses y 21 dias despues

Hoy no es un dia digno de recuerdos y momentos que se quedan grabados para siempre... Pero siempre es un termino bien relativo y que queda flotando en el vacio, cuando uno llega a entender que no siempre quiere decir que sea siempre...

Hoy ha sido un dia dificil, complicado y cansado... por una parte bien, porque termine algunas cosas y por otra mejor, porque pude hablar cual quinceañera por telefono con la responsable de este post.

¿Que sucede? hace tanto que no escribo en este, mi blog (ventanita del alma) que pense que se habia suicidado mediaticamente... pero supongo que su tracendencia es TAN poquita, realmente, que ni eso intentaria... (resuena en el recuerdo una cancion de Moenia... no seria a ti no seria a ti... esta vez ya no seria a ti...) Son cosas que suceden... quisiera cambiar el track, pero se sigue repitiendo en la mente...

Y a que vamos? supongo que a nada... porque pense desde temprano en este post, pero no se me ocurre que poner, en realidad... creo que basta con mirar todo lo que hemos logrado a lo largo de este corto tiempo (que son eternidades, mi amor) para comprender que en realidad esto de "magia & paz" no es un cuento, no son mentiras ni cosas que hemos inventado para tratar de sintonizar mejor con nosotros mismos... son eventos, son realidades que nos siguen.... como nos siguieron las magias del cielo hasta el cielo nublado de Marcahuasi o hasta el barrio chino el domingo de larga caminata, inquisision yglobo morado que escapo... Asi como la doble felicidad y la viuda negra que no quiso picar... mesas, sillas, patitas y elefanchos... todo lo que nos encierra y nos congrega... Y nos une en esos abrazos fuertes e intensos, que duran para siempre (termino relativo) y que nunca se detienen... Hay tantas cosas que quisiera decirte amor, y tantas que quiero gritarle al mundo sobre los problemas que nos aquejan en este momento... cosas que trascienden nuestra propia existencia, pero que solo nosotros podemos comprender... Que solo nosotros podemos mirar y llegar a entender realmente que NADA, asi NADA en el mundo es capaz de superar el amor que sentimos el uno por el otro...

Cada día es otro dia para enamorarse mas... solo una excusa para seguir estando a tu lado, sin estar o estando... eso depende de lo circunstancial. Te amo Magia... Siempre estare ahi para ti.

27 mayo, 2009

Melancolia

Ha asomado su rostro desde lo claro del día… desde la soledad que resbala y que trepa. Desde todas partes, desde tu ausencia. Ha disparado su sublime existencia desde lo más recóndito del recuerdo, desde lo más puro de la esencia misma de lo que llamamos vivir. Ha disparado con la indiferencia que siempre tuvo y que siempre tendrá… Melancolía.

Extrañar, así, tan diferente y tan simple… tan como si nada más se pudiera parecer, tan así como si el silencio reemplazara tu silueta en mi cama… como si la nada pudiera reemplazar tu olor. Extrañarte, pensarte, tenerte en el recuerdo y no aquí, ahora, así siempre… esperar y terminar esperando porque uno solo puede quedarse mirando y sintiendo y esperando…

Hay pulso, sin embargo, silencios desencadenados entre lo mortal y lo imperecedero… latidos que esquivan ese viejo dolor, esa vieja soledad derrotada… no la que acompaña, sino la que atormenta, la que vencí, a la que deje atrás con la distimia, con mi vieja forma de ver la vida… Hoy hay optimismo, hay luz del sol, magia y paz que revive todas esas cosas que he visto en las fotos… fotos de esquinas redondeadas que no aplacan la ira de lo callado por tantos años… ver, mirar, sonreír… sentir que en tus fotografías puedo ver un poco más de tu alma, un poco más de lo que eres, de lo que siempre has sido… y quiero mostrarte las fotografías que el tiempo ha impreso en mi corazón, en mi forma de entender la vida… las fotografías que revelan mi pasado y mi presente… esas que me han acompañado aunque las creía enterradas…

Esto no tiene sentido… recuerdo haber vivido de recuerdos… de la más dulce de las melancolías; y hoy vivo así, del recuerdo constante de saber que vas a venir en algún momento… en el terrible dolor de extrañarte, pero con la sublime sensación de que venceré esos momentos, esas horas en que no estas… Es el dulce dolor de esperarte una vez más… es el dulce tormento de saber que vendrás y volverás a partir… un círculo que se dibujo sobre lo que vivimos…

¿Qué queda?... supongo que esperar… sospecho que un poco de lo eterno y lo fugaz; de lo que compartimos y queremos compartir… de lo vivido y lo que queda, pues, por vivir.

28 abril, 2009

la velocidad de la piedra y Vygotsky

Pasaba por aqui, pensando... como casi siempre que termino escribiendo algo en este blog. y en realidad no hay mucho más que decir, excepto que la luz tiene velocidad. ¿Y como sabemos que la luz tiene velocidad? supongo que es una convencion de especialista que ha dicho que las cosas que "se mueven" tienen velocidad... Y bueno, perceptualmente nunca he visto moverse a la luz, solo se que se mueve porque los cientificos dijeron que se movia, no?... Cual sera la velocidad de la piedra? (y llegan los radicales extremadamente racionales que diran que la piedra no puede moverse, por nada, porque es un ser inherte, lo mismo que la luz, pero la luz no es un ser, sino energia y por eso se mueve) yo les digo "jodanse"

Habra que ver moverse a la luz en algun momento... para tal efecto, podría decir que la tierra no gira porque nunca la vi moverse... Y BUENO, NUNCA LA VI MOVERSE, a mi no me consta mas que porque se hace de dia o de noche... Y si nos quedamos pasteleando un poco y creemos que es porque hay algun gobierno confabulado con hacernos creer que anochece para cobrarnos recibos de luz?... mmm... bueno bueno, ahora yo estoy fuera de lugar, pero que importa, es mi blog. Y desde que empece a escribir aqui me di cuenta que puedo decir lo que quiera, siempre que quiera y cuando quiera... Como quiera, es la forma de ser inherente de este blog, no tener forma ni razones, ni nada en particular. Y no se porque estoy justificando que esta pasteleada siga siendo pastel, pero me da la gana de hacerlo...

DSigamos que la piedra no se mueve, y que la luz tampoco... repercutiria eso de alguna manera nuestra forma de percibir la vida? Y si lo hiciera, eso tendria REALMENTE algun impacto en lo que hacemos, decimos, pensamos, etc?... Dudo que el que las piedras puedan o no moverse no implica NADA en la vida real... excepto, tal vez, que cuando dejamos nuestras colecciones de piedra en algún lugar estas empiecen a irse de apoquitos... Y si la luz no se moviera? (Que no venga ningun físico a decirme que pasaria, por favor, dejenme pastelear!!!) si la luz no se moviera... mmm... bueno, creo que todo seguiria exactamente igual, no? Que importa que sepamos algo que, en efectos practicos, no tiene ninguna repercusion en nuestra forma de entender las cosas que suceden? De que sirve que sepamos que 1+1 es 2 si es que no podemos interiorizar ese conocimiento y hacerlo parte de nuestra vida!?!?. Acabo de leer a Vygotsky y cada vez me doy mas cuenta de que ese tio tenia mucho que decir... Y me parece BIEN importante señalar que el conocimiento de los conceptos que desarrollamos, y el conocimiento empirico de ciertas cosas no pasa por que nos enseñen, sino por interiorizar los conocimientos y darles un significado verdadero, un significado que pueda valer para nosotros. Entonces, si para mi la velocidad de la luz no significa NADA, no habria una diferencia en mi forma de ver la vida a partir de un cambio en esta concepción... o si? PARA NADA... Funciona de la misma manera en los niños, Cuando no saben que saben las cosas que saben, no importa que estas cosas cambien, porque el desarrollo de los conceptos pasa por abstracciones que llegaran en un momento determinado, influido por el desarrollo y el aprendizaje. AHORA, si las cosas cambian mucho, lo que el niño aprende es que las cosas cambian con mucha facilidad, si no cambian, lo que aprende es que las cosas son fijas de una sola forma... que dificil es educar a un niño, no?... en fin, dire que no me importa a cuanto corre la luz, no me importa si las piedras no se mueven y probablemente a Vygotsky no le importe, a menos que un niño se pona a pastelear sobre este mismo tema... Hasta entonces, el barcelona chelsea me llama. Hasta aqui por ahora.

16 marzo, 2009

Comida chatarra y el existencialismo

Vengo pensando algun tiempo en que sucede cuando uno se excede... de hecho que terminan por pasar factura las situaciones cotidianas, como el chocolate que no te debiste comer, el azucar que devoras, las grasas que consumes a diario... Los chifles, las canchitas... Todas esas cosas plagadas de grasa, de sal, de azucar... cosas, pues, que alimentan a nosotros, los glotones, en un mundo en el que, aparentemente, cada vez es mas dificil convivir con uno mismo.
Tengo ganas de ir al cine, ire en uno o dos minutos, al terminar de escribir esto; Este post no tiene intencion, realmente, pero me quede con un comentaio al post anterior "dias elefantosos" ¿que pasa con el lado positivo del existencialismo? vaya... que dificil pregunta...
Creo, sinceramente, que no es facil ponerse en el lugar del optimismo siendo, como tiendo a ser, un poco pesimista... asi que supongo que escribo para sacarme las espinas del día a día, de todo aquellos que duele, jode, cansa, perturba, alegra y ese tipo de cosas. NO? bueno... yo hago eso, y en ese sentido, creo que no necesito darle un lado "positivo" a las opiniones vertidas aqui, pues todo viene a ser positivo, en cuanto me aleja de todo lo que aqueja... vaya vaya... que facilista solucion...

Pero no, no es así... digo, en honor a la verdad, que todas las cosas tienen que tener un lado que pueda llamarse, al menos, neutral (no digamos positivo) ¿Qué es lo positivo en atiborrarse de golosinas y no querer comer mas nada en todo el día? ¿y que es lo negativo de ellos si es que estoy haciendo lo que me da la gana? Digamos que es neutral, por un momento.
El existencialismo, creo, se deriva de mirar mucho y hacer poco, pero eso no implica que, en realidad, los que nos adscribimos a esta vertiente hagamos poco, pues el existencialismo es buscar la propia razón de un ser, en su ser mismo. No puedo explicar con palabras las cosas que siento, pienso, digo o incluso hago, pero puedo tratar de esbozar los sentimientos que me genera ser un autodenominado existencialista.
Jung creia en el inconciente colectivo, y Wilber lo llevo a otro nivel con la psicologia transpersonal, que es, de hecho, mi pastrulada favorita. Pero en hechos facticos, los transpersonales tienen bien poco que decir. Jung, en cambio, tendria mucho que decir, pero tengo la sensación de que ya no es vigente su teoria (claro que no lo es, necesita ciertas modificaciones que no podría señalar).
No vayamos en orden, fiel a lo que este blog encierra (vomitiva forma de sacar los demonios)

Yo, siendo yo, llego a ser. Punto numero uno.
Pero ser no me basta para ser, porque debo aprehender esa existencia propia de mi ser, para llegar a ser realmente (punto dos)
Solo cuando llego a entenderme, en cuanto a mi existencia, y a comprender que solo yo soy el responsable de mi propia existencia, de sus consecuencias y causalidades, puedo tener una existencia plena (punto 3)
Como comida chatarra (punto 4)
Probablemente engorde (4.5)
Mi existencia pasa por comprender que la comida chatarra me va a hacer daño eventualmente, pero tambien hace que me de cuenta de que es potencialmente dañino para mi, asi como que si dejara de comerla, tendria un placer menos en la vida (5)

¿entonces donde se queda el lado alegre del existencialismo? ¿en el positivismo? bueno... creo que la vida propia se trata de aprender de nosotros mismos, de los errores que cometemos para llegar a APREHENDER algo bueno de toda la mierda que nos pasa. ¿Y qué con el positivismo? si hasta ellos mismos reconocen que la existencia es sufrimiento solo que existe la necesidad de resignificar estos hechos para que no nos lastimen mas de la cuenta?
No, no creo que el existencialismo tenga un lado optimista y alegre...

Sin embargo, también creo que hay algo que derrota al pesimismo, y que, en realidad, la única manera de salir a la vida con el corazón en la mano y estar dispuesto a sentir, a morir en vida y renacer, es amar. Y claro que suena trillado, pero a quien le importa? la vida es una repetición de cosas que se seguirán repitiendo hasta el hastío... Yo confieso que he encontrado el lado positivo del existencialismo en el amor, y que este ha permitido que las cosas que siempre han sido negativas (como el analisis de la vacuidad de la misma existencia) se vean naranja y verde (sui generis pues). El amor y el existencialismo, como quien no quiere la cosa, van de la mano por ser opuestos. Uno es el análisis frio y distante de todo lo que llamamos "ser" el otro es la exposición a sentimientos irracionales que nos hacen querer mas. Pero, como en todo, lejos de repelerse, se entienden y comulgan ideas que parecen irreconciliables. El amor y el existencialismo, formas de ver la vida desde sí misma y sin ella misma.
¿Y el positivismo? Que los positivistas hablen de ello.

20 febrero, 2009

Dias elefantosos.

Días de pensamientos y sentimientos elefantosos… como esperando, mirando y limitándome a sentir. Caminar desidioso, sin importar el polvo, el barro. Sin importar la soledad, el clima o lo que fuere; Días comunes que pasan sin avisar, sin prevenir de su desidia… Días, solo días en que despiertan las cuatro pesadas patas y la mirada melancólica. Escurren recuerdos por el viento que resopla el cabello; cementerio de memorias y de muertos en vida, días que siguen mirándose. Sentimiento de balanceo generalizado: como caminando pesadamente entre la jungla y el desierto.
Asalta la memoria en un abismo; el negro profundo de la noche invita a conversar con las estrellas, con su ausencia… Días de elefante que pasan lento y pesado, como mi andar constante. Intentando no pensar y reducir las explicaciones a un constante sosiego, y la calma venidera de un abrazo de verano. Otra soledad que mira y que regala memorias entre lo que viene y se va… Se siente la lluvia, como el llamado del cielo que revela su furia. Tormenta eléctrica que perturba la calma y alimenta el corazón…
Susurra la noche alguna canción de viento, algún acorde perdido entre la voz del silencio… Los grillos invitan a pensar…
Las ramas de los árboles juguetean con lo inmóvil y la luz del sol, garabateando dibujos en el suelo marrón. Gris mirada de ayer y de siempre; días, como dicen, elefantosos.
El gemido de la nada irrita las sienes y detiene el impulso de caminar. Refrena, entonces, ese ánimo de continuar y seguir continuando. Tiempo mejor, de nadas y de espacios azules que se confunden con su propio tiempo, regalando al que mira un simpático espectáculo de colores y realidades que atisban una verdad. Bocetos de fuentes de agua y de claridades ajenas a la luz, de reducidas madrigueras calurosas y miradas intensas de eterno retorno. Comportamiento atípico.
Paso a paso… lento, muy lento. Días de elefantes y junglas en medio de lo cotidiano y lo normal.
Cierro los ojos y siento mi propio respirar con los ojos cerrados. Cómo todo lo dibujado hasta aquí carece de forma y de manera de entenderse. Se dibuja una sonrisa ante un recuerdo, y cae una gota de lluvia desde el infinito añil (alimento para el alma, lo mismo que el recordar). Resuena “pájaro lindo”, una canción inolvidable se cuela en los pensamientos y un silbido recuerda el trinar de las aves al amanecer.
Fundas de almohadas y cabeceo; ramas y hojas verdes que se unen a su propio fondo y comparten la existencia de todo aquello que no son.
En algún lugar alguien escucha a Peterson y su stormy weather y recuerda que son días elefantosos para sentir, soñar y reflexionar.

04 febrero, 2009

De lo transpersonal y lo extracorpóreo: Más allá del tiempo

Ensayo que se presento como parte del curso de SISTEMAS PSICOLOGICOS, a cargo de Jose Mogrovejo.



En un arrebato de inspiración no se puede concluir nada. En realidad, las conclusiones son un ejercicio cognitivo que demuestra que hemos, por una parte, estudiado un tema y por otra, que tenemos una capacidad de abstraer las ideas del texto y darles una interpretación personal, de acuerdo a un contexto y a una realidad única, que es la de la vida propia. Lo curioso de la psicología transpersonal es que sus conclusiones se dibujan a lo largo de sus escritos, pero uno nunca llega a la conclusión categórica que se nos exigía en el colegio. Creo que también tiene mucho que ver con que la psicología transpersonal no busca demostrar algo, solo intenta, al igual que el oráculo de Delfos, mostrarnos el camino. Creo, también que es por ello que no es muy difícil encontrar manifestaciones de la conciencia de unidad en cualquier cosa que analicemos. Ya sea la música, los discursos, la respiración; Y esto es lo mágico del asunto, que la conclusión no es algo que salte a la vista, pues la tenemos siempre presente sin darnos cuenta, si quiera.
Y es en ese “darse cuenta” que uno ve, realmente, lo que tiene que ver. Lejos de prejuicios y de falsas ideologías, tan válidas como cualquier otra, como ninguna. Es un constante juego entre el tiempo y el conocer. La psicología transpersonal abarca, pues, los niveles de la conciencia que muchas veces no queremos ver. Ya lo decía Jung con su inconciente colectivo, en el fondo todos somos lo mismo, y hay una parte de todos nosotros que conoce lo que todos conocen. Es a este conocimiento al que debemos apuntar, no como si quisiéramos conocerle, sino como si ya le conociéramos, ¡porque ya lo hacemos! Vivir de acuerdo a esta forma de pensar, entonces, más que una necesidad se convierte en un compromiso con todos los otros (las cosas, las personas, los animales, todo lo que sea no-yo) para hacer de nosotros mismos mejores personas y con ello, irrevocablemente, porque todos somos todo, hacer del mundo un mejor lugar.













Hay un brillo natural y místico, que flota por el aire e ilumina los pensamientos de los que lo pueden apreciar. Una cadencia que desencadena toda una gama de experiencias extrasensoriales, que nos elevan más allá de los sentidos que, como humanos, podemos apreciar. Una respiración profunda, un momento que dura para siempre. Un instante de eternidad, un atisbo de lo que es verdaderamente real. ¿Qué entendemos por realidad? ¿Es todo este mundo de fronteras que dibujan imágenes aisladas en nuestra percepción? ¿O es, en realidad todo aquello que no muestra demarcaciones reales, que nos envuelve con el hálito de lo incierto y lo que no tiene pasado ni futuro y que existe en un constante interminable de tiempo sin tiempo?
Llevo muchas horas frente al monitor de la computadora, pensando cómo uno puede enfocar las experiencias fuera del cuerpo desde un punto de vista transpersonal, y he llegado a la conclusión de que tal enfoque podría resultar pretencioso y hasta ofensivo. ¿Por qué? Pues porque, en la psicología transpersonal, la búsqueda de un objeto hace que este objeto deje de ser ubicable, y al buscar una experiencia fuera de mi propio cuerpo, la estaría haciendo, concientemente, parte de mi mí-mismo, de mi cuerpo, entendido como la totalidad de estímulos que bombardean mis sentidos.
Más allá de esto, todos hemos sentido alguna vez salirnos de nuestra propia figura, escaparnos un momento de lo que somos y poder vernos, desde un plano más elevado, como somos realmente, con todos nuestros problemas físicos y psíquicos; con todas nuestras ventajas y limitaciones. ¿Qué, entonces, es lo que sentimos? ¿Una prolongación de nuestra sensorialidad o es que, en realidad, podemos escapar de nosotros mismos e interiorizar experiencias fuera de nosotros mismos?
Creo que lo primero sería enfocar una experiencia fuera del cuerpo. Este nombre reciben todas aquellas experiencias en las cuales los individuos tienen la sensación (o la certeza) de haber abandonado sus cuerpos por minutos, horas, segundos, años, o cualquier período de tiempo subjetivo, mediante la meditación, sin un fin en particular. De acuerdo a los testimonios de personas que han tenido estas experiencias, uno puede inducir que, en muchos aspectos, estas experiencias dotan al sujeto de una libertad única, para poder desplazarse por donde le antoje. Así, una experiencia fuera del cuerpo, permitiría a los sujetos experimentantes alejarse de sí mismos para encontrarse consigo mismos en otros lugares o espacios temporales. Este fenómeno esta comprendido dentro de una nueva vertiente de ideas llamada parapsicología, que están relacionadas con todo aquello que la ciencia convencional no puede (o no quiere) explicar.
Así, dentro del campo de estudio de la parapsicología nos encontramos con la telepatía, las experiencias de vida después de la muerte y, por supuesto, las experiencias extra sensoriales o fuera del cuerpo.
Los principales postulados de la psicología transpersonal me resultan acordes a muchas de las ideas que he venido cultivando desde pequeño, pues siempre creí que los opuestos no son tales, más que para objetivos didácticos; los opuestos son siempre complementarios y de eso mismo parten los transpersonales. De graficar el mundo como un conjunto de cosas complementarias y opuestas solo en teoría, pues el hombre tiene la costumbre de definir y delimitar las cosas, de establecer fronteras. Por eso es que entramos en conflicto, porque sentimos la necesidad de demarcar nuestro territorio, de definir lo que somos y lo que no somos, y no caemos en la cuenta de que, en realidad, somos todo y somos nada a la vez, somos todos los rostros y ninguno de ellos, somos una entidad yóica que se diferencia, pero que a la vez tiene que poder reconocer en otros yos su propia yoidad. “El cero en sí no es nada pero sin el cero no podemos contar ninguna cosa; por tanto, el cero es algo a pesar de ser cero” (Dalai Lama, 1994, p.202). Suena un poco complicado, pero en realidad no lo es, pues, fiel a los humanos, incluso los transpersonales caen en el intento de “delimitar” y definir lo que intentan explicar. Es mucho más simple que cualquier libro o ensayo. A mi parecer, la conciencia de unidad (último estadío del espectro de la conciencia) es el momento en que podemos reconocer que no estamos solos en el mundo, y que todo cuanto existe en el mundo es una parte de nosotros mismos. Está el suelo que piso para ir a estudiar, está en las aves que trinan al amanecer, o en los grillos que chillan en las noches, está en los rostros de las personas que conocemos y que no, en los lugares que hemos visto y en los que no conocemos, en los que conoceremos y en los que nunca llegaremos a visitar. La conciencia de unidad se manifiesta a cada paso, a cada momento, a cada instante que no tiene fin, que es eterno. Es el Aleph borgiano, es la vacuidad de Lie Zi, es el inconciente colectivo jungiano, es el dios del cristianismo. Es el todo que todo lo encierra y que todo lo tiene, pero que, sin embargo no es un todo. Es como el motor inmóvil de Aristóteles, que sin ser una cosa, tiene la capacidad de cosificar todo aquello que sea cosificable.
Pero vayamos más despacio, para que los lectores no ingresen inmediatamente a todas las complicaciones propias del lenguaje humano, pues estamos acostumbrados a pensar en función de delimitaciones. En este sentido, lo primero que uno tiene que hacer es cerrar los ojos e intentar imaginar un objeto cualquiera, por ejemplo, un río. ¿Es posible imaginar el río como tal, aislándolo de los componentes no-río? ¿Es posible imaginar una corriente de agua que va, a libre capricho por algún lugar que no existe? Pues bien, si fuera el caso, e imagina una corriente de agua aislada… ¿sobre qué estaría? ¿Sobre la nada? Imaginemos, entonces, que está sobre la nada. ¿De qué color imaginamos la nada? Por lo general de blanco o de negro, pero al tener una nada de fondo, ¿no estamos ya, diciendo, que la corriente de agua no puede existir independientemente de un fondo? Y si es así, ¿como podemos separar las cosas? Si en el fondo las cosas no son solo ellas mismas, sino que son ellas más su entorno. Del mismo modo, nosotros no existimos independientemente de la existencia. Tenemos un fondo que nos hace resaltar. Y la tendencia general es intentar alejarse de este fondo, diferenciarnos, establecer que nosotros no somos ese fondo, que somos algo independiente. Pero no caemos en la cuenta de que sin ese fondo no podríamos ser. Así, estamos compuestos de lo que somos y de lo que no somos. Somos una unión de opuestos que se oponen para complementarse. Entonces, vale decir que somos lo que somos y lo que no somos.
¿Qué podemos decir de lo extra corporal teniendo en cuenta este principio de antagonismo complementario entre lo que uno es y no es? Una experiencia fuera del cuerpo equivale a reconocer que existimos, pues podemos apreciarnos fuera de nosotros mismos. Estamos acostumbrados a pensar que la entidad yóica de cada uno reside dentro de nosotros mismos, sin percatarnos que la yoidad escapa a los límites impuestos por humanos, en tal sentido, la experiencia extra corpórea da luz sobre lo que no queremos ver, a nosotros mismos desde otro punto de vista, desde el punto de vista de la tercera persona, del observador. Y cabe la pregunta, ¿Es qué no somos ya observadores de nosotros mismos? No, porque siempre nos negamos a observar el continuo de nuestro accionar y, en muchas ocasiones, proyectamos en otros todas aquellas cosas que nos resultan desagradables de nosotros mismos. No observamos cabalmente el acontecer de nuestra vida, sino que tenemos la vista parcializada del partícipe. Son las experiencias extra corpóreas las que nos permiten poder vernos un poco más allá que de costumbre. “En el estado de profunda concentración meditativa sobre la vacuidad, no existe ni la apariencia del fenómeno convencional, ni la apariencia del objeto y sujeto como distantes y separados” (Dalai Lama, 1994, p.56).

La psicología transpersonal es ecléctica, pues recoge y se apoya en los textos divinos de la cultura oriental, así como en los grandes libros de occidente. La encontramos en la música de Bob Marley, en los libros del Dalai Lama, en la nada y en la universalidad de la idea de que no estamos solos. Entonces, cabe la pregunta ¿En qué tiempo existe lo que existe? Es decir, en la psicología transpersonal confluyen ideas y percepciones de muchos lugares distintos del planeta, vale decir que no se puede hablar de un espacio sin un tiempo, y, en este sentido, ¿en qué tiempo existe la existencia? Para los transpersonales el tiempo debe dejar de ser entendido como un discontinuo entre el pasado, el presente y el futuro, pues para ellos no existe ni el pasado ni el futuro. Solo existe el presente. Y esta existencia se demuestra porque incluso el pasado o el futuro es una experiencia presente. Uno puede angustiarse por el futuro o entristecerse por el pasado, pero en ambos casos, son experiencias presentes. En ningún caso, el pasado existe como hecho anterior. Existe como una memoria de lo que me hizo ser lo que soy, pero incluso en ese momento, el pasado existe como una memoria presente. Lo mismo que el futuro, el futuro no puede existir sin un continuo de tiempo, pero este continuo de tiempo está formado por presentes continuos, es decir, el futuro es la consecuencia del presente, en un presente que aún no está aquí. El futuro no es tal cosa, sino un presente que tendrá que llegar en algún momento. De esta forma lo describe Xia Ge: “El final y el principio de las cosas son términos relativos. El principio puede ser el final y el final puede ser el principio. Es imposible distinguirlos. Por eso no conozco lo que hay más allá de las cosas ni lo anterior a los acontecimientos.” (Lei Zi, 2002, p.76). Se puede concluir que el principio y el fin no son tales, sino un continuo de presentes, que se han ido o que están por venir. Porque uno no puede sentir en tiempo pasado o en futuro, uno siente en el ahora, en el momento.
¿Cómo obedecen este continuo presente las experiencias extra corpóreas? Aún estando fuera de uno mismo, el tiempo es siempre el presente, incluso cuando, luego de habernos visto separados de nosotros mismos, recordamos lo visto, el ejercicio de recordar es un ejercicio presente, en tal sentido, las experiencias extra corporales se dan, también en una serie de presentes superpuestos y concatenados eternamente. La eternidad dura, apenas, unos segundos. Y es que la eternidad es todo aquello que no conoce ni principio ni final, y el presente es justamente todo aquello que no tiene ni principio ni final, pues no se puede delimitar (cosa tan humana) como todo aquello que existe en el mundo exterior.
Poco a poco uno se va dando cuenta que existe (o, sería más indicado el término co-existe) en un continuo plural de presente eterno, y que, a la vez, uno es todo. Uno es la eternidad que se va y que regresa. Uno es siempre, en todo momento, lo que percibe y lo que no, lo que es y lo que no. Para Mahatma Gandhi, la única forma de ser es la Ahimsa , pues entiende que él es el todo y que como uno trata al “exterior” es como uno se trata a sí mismo. “Si te diriges a la gente con afecto y confianza, se te devolverá ese afecto y esa confianza multiplicados por mil” (Gandhi, 2001, p.387). Y es que Gandhi comprende que uno es todos y que todos son uno mismo, que somos este conjunto aparentemente contradictorio de costumbres lejanas y misterios irresolubles. Gandhi captura la esencia de la psicología transpersonal en esta frase tan sencilla.
¿Y las experiencias fuera del cuerpo? Son, desde este humilde punto de vista, prolongaciones de la conciencia en busca de la conciencia de unidad. Es una parte de nosotros mismos que escapa a nuestra costumbre de limitar las cosas, a nuestra costumbre de llamar “nuestro” o “tuyo” a ciertos objetos que, en el fondo, son comunes a todos en cuanto parte de esta conciencia de unidad. Las experiencias fuera del cuerpo son intentos de escapar de estos límites autoimpuestos, son impulsos propios de la conciencia de unidad que se manifiesta en todos nosotros, con diferentes consecuencias, con diferentes resultados, pero con el mismo atisbo de realidad.
Para concluir el presente ensayo, me queda citar a Jorge Luis Borges y su descripción de lo que sería la conciencia de unidad, descrito en su Aleph. En lo que a este servidor concierne, será hasta que cerremos los ojos y volvamos a sentir la mística cadencia en el aire, cadencia que nos lleva y nos conduce hasta lo insondable de nuestras almas, de nuestra conciencia, en la eternidad que se va, en los pasos que se aletargan, en las fragancias que se alejan, en el constante intento de escapar de los límites autoimpuestos y reencontrarnos en el espacio atemporal en que somos todos y somos todo.

En la parte inferior del escalón, hacia la derecha, vi una pequeña esfera tornasolada, de casi intolerable fulgor. Al principio la creí giratoria; luego comprendí que ese movimiento era una ilusión producida por los vertiginosos espectáculos que encerraba. El diámetro del Aleph sería de dos o tres centímetros, pero el espacio cósmico estaba ahí, sin disminución de tamaño. Cada cosa (la luna del espejo, digamos) era infinitas cosas, porque yo claramente la veía desde todos los puntos del universo. Vi el populoso mar, vi el alba y la tarde, vi las muchedumbres de América, vi una plateada telaraña en el centro de una negra pirámide, vi un laberinto roto (era Londres), vi interminables ojos inmediatos escrutándose en mí como en un espejo, vi todos los espejos del planeta y ninguno me reflejó, vi en un traspatio de la calle Soler las mismas baldosas que hace treinta años vi en el zaguán de una casa en Fray Bentos, vi racimos, nieve, tabaco, vetas de metal, vapor de agua, vi convexos desiertos ecuatoriales y cada uno de sus granos de arena, vi en Inverness a una mujer que no olvidaré, vi la violenta cabellera, el altivo cuerpo, vi un cáncer de pecho, vi un círculo de tierra seca en una vereda, donde antes hubo un árbol, vi una quinta de Adrogué, un ejemplar de la primera versión inglesa de Plinio, la de Philemont Holland, vi a un tiempo cada letra de cada página (de chico yo solía maravillarme de que las letras de un volumen cerrado no se mezclaran y perdieran en el decurso de la noche), vi la noche y el día contemporáneo, vi un poniente en Querétaro que parecía reflejar el color de una rosa en Bengala, vi mi dormitorio sin nadie, vi en un gabinete de Alkmaar un globo terráqueo entre dos espejos que lo multiplicaban sin fin, vi caballos de crin arremolinada, en una playa del Mar Caspio en el alba, vi la delicada osatura de una mano, vi a los sobrevivientes de una batalla, enviando tarjetas postales, vi en un escaparate de Mirzapur una baraja española, vi las sombras oblicuas de unos helechos en el suelo de un invernáculo, vi tigres, émbolos, bisontes, marejadas y ejércitos, vi todas las hormigas que hay en la tierra, vi un astrolabio persa, vi en un cajón del escritorio (y la letra me hizo temblar) cartas obscenas, increíbles, precisas, que Beatriz había dirigido a Carlos Argentino, vi un adorado monumento en la Chacarita, vi la reliquia atroz de lo que deliciosamente había sido Beatriz Viterbo, vi la circulación de mi propia sangre, vi el engranaje del amor y la modificación de la muerte, vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, vi mi cara y mis vísceras, vi tu cara, y sentí vértigo y lloré, porque mis ojos habían visto ese objeto secreto y conjetural, cuyo nombre usurpan los hombres, pero que ningún hombre ha mirado: el inconcebible universo. (Borges, 1957, pp. 260-262).

Bibliografía

Borges, J. L. (1957). El Aleph. Argentina: Emecé

Dalai Lama. (1994). Hacia la paz interior. Barcelona: RBA

Gandhi, M. (2002). Mis experiencias con la verdad. Barcelona: RBA

Wilber, K. (1998). La conciencia sin fronteras. Aproximaciones de oriente y occidente al crecimiento personal. Barcelona: Kairós.

Zi, L. (2002). El libro de la perfecta vacuidad. Barcelona: RBA

30 enero, 2009

No me imagino

es la primera (y ultima) vez que posteare algo que no es mio, aunque sea parcialmente... y es que esta cancion es precisa, en este momento.

No te hace gracia que me agarre tanto a ti...
que necesite tu cariño para ser feliz,
y que no encuentre otra razon para vivir...
no... a mi tampoco me divierte estar así...
pero ¿que quieres? me he perdido y ahora
no se salir,
en ti he encontrado la esperanza que perdi...
No me imagino como podre estar sin ti...

SE QUE AUNQUE ME QUIERES TAMBIEN QUIERES SER FELIZ
PERO A MI LADO ESO ES DIFICIL PORQUE YO SOY ASI
Y AHORA YO NO PUEDO AYUDARTE NI TU A MI...
Se que cuando vuelva a ser extraño para ti
despues de un tiempo se que volveras a confiar en mi
pero esos dias me pareceran sin fin...
No me imagino como podre estar sin ti...

Presentación suspendida hasta nuevo aviso.

No te has ido... pero se siente como si lo hubieras hecho.

Seque estas ahi, al otro lado de la pantalla, o de la pista, haciendome señas para que deje de ser como soy, o deje de lastimarte como lo vengo haciendo... Y quiero cruzar, abrazarte, besarte y volver a morir contigo... como cada dia, como cada segundo. Quiero que me entiendas un poco, que comprendas que, a veces, soy asi... Y... bueno... es como esa cancion, no? Se que aunque me quieres tambien queires ser feliz... y a mi lado eso es dificil porque yo soy asi... y pasa, pues... son cosas que pasan y que me dejan, una vez mas, sin palabras...

20 enero, 2009

A quien pueda entenderlo...

Intensidad de sentimientos, o momentos que se repiten constantemente en la memoria… Se aplaca la ira de la soledad, las sonrisas que escapan de lo que emana de nuestros cuerpos… sudando de frío, tiritando de calor, crepitando de segundos que tendrán que volver… resuena en la noche de magia una voz que se apaga en unas manos apacibles… Silencio que convierte todo momento en un abrazo infinito, en un amor tan grande que destruye la calma… El constante extrañar aun estando ahí, doliendo, dolerse y sentirse… ser ambiguo y moral, amoral y constante, centrado y difuso al mismo tiempo que se escapa del tiempo y se ama sin tiempo… Soledad que no invade, pero que acompaña y deja pensar y repensar las cosas, los sometimientos y las pasiones que se le ocultan al sino lúdico… Escapando, como siempre, de lo que se concibe, o preconcibe, o pensando que la solución viene de disforzar constantes constancias, o momentos que terminan al cerrar los ojos y duran para siempre…

Quien sabe, pues de que se trata el amar, o el sentir que el alma se va, se eleva y te vuelves uno con otro… Uno solo que mira y siente y existe, y no existe, porque solo quienes están, estando sin estar, terminan de comprender de que se trata el universo cuando solo hay una suma unidireccional y anacrónica; uno mas uno sigue siendo uno… Sin tiempo, sin fronteras, sin palabras ni eternidades, solo lo constante de los conceptos que perduran y tienen que quedar trascendiendo el espacio-materia-antimateria… Quedándose en el perfecto silencio, en la perfecta paz de darlo todo en un abrazo y luego, simplemente, volver a empezar…

08 enero, 2009

un micro viejo y Sinatra

Me ha tomado dos dias procesar esta historia...
aunque no es una "historia", sino un evento fuera de lo comun, que me dejo pasmado, asi malamente.

Caminabamos, magia y yo, rumbo a tomar un micro para ir a su casa, como quien huevea y pierde el tiempo... los carros no paraban, porque estaban repletos de gente, como siempre a las 8 de la noche un dia de semana en la ruta de Javier prado. De pronto un micro muy viejo (muy viejo) se detuvo, como invitandonos a subir, por lo vacio que estaba (dos personas ocupaban algunos asientos) asi que subimos... y tamañan sorpresa al escuchar que de los parlantes la impecable voz de Sinatra nos daba la bienvenida... no se que cancion era, pero era su voz... Esa voz...
Nos quedamos asi, como en la nada, magia y yo, nos abrazamos y asumimos que la magia no se quedo en diciembre y sus cohetes (ni en los delfines del primero de enero)...

04 enero, 2009

indiferentemente indiferente, no?

He venido pensando que tal vez escribir solo en vaGaciones no es una buena idea... tal vez deba hacer de este blog tan costumbre como mi otro blog (el primogenito, www.llamemosalsilencio.blogspot.com)

Que se debe decir cuando uno se encuentra frente a lo irrefutable de la realidad: Al mundo no le interesas.

¿quien, yo? ¿Al mundo? claro que le intereso, sino porque se empeña tanto en darme una educacion, en dejarme ser participe de la toma de desiciones (comprobable por el DNI), en dejar que me exprese como me de la gana por medios virtuales o reales... en fin, la realidad claro que me hace caso... Pero engañados vivimos...
Creo que es evidente que para los dieciochoañeros el unico valor real del DNI es para ingresar a discotecas o casinos; considerando que la entrada a las discotecas o casinos no pasa por presentar el DNI, para una persona menor de 20 años un DNI es un objeto de suma importancia TOTALMENTE INUTIL; lo mismo que el carne universitario para los que viven en el fin del mundo (o los que los visitamos), porque para lo unico para lo que sirve dicho carne es para evitar la incomodisima pregunta " a donde vas, primo?". ¿Desde cuando importa por quien vote uno? si al final igual tenemos la payasada de vida politica que tenemos, y a la que estamos demasiado acostumbrados (y por eso no hacemos nada al respecto) dirigentes que bailan con conductoras de television, escandalos mediaticos para apañar escandalos politicos (y magaly medina seguro no fue una cortina de humo, YA PUES)...

Vivimos obsesionados con creer que importamos para el mundo, que nuestra opinion cuenta y que, en realidad, podemos llegar a cambios significativos; asi que aqui estoy yo para decirle al mundo que no importa lo que hagamos, seguiremos siendo la misma marca roja en el cielo verde, la cual todos miran con curiosidad pero al que no le dan mayor importancia... Asi como no se le dio importancia en su debido momento a las VERDADES irrefutables del cambio climatico... asi somos las personas, no nos damos cuenta de las cosas hasta que es muy tarde. Y cuando es muy tarde tenemos marchas increibles como la que realizaron los profesores, o paralizaciones absurdas en el interior del pais; o la detencion del pais en pleno porque los transportistas han decidido que no nos van a llevar a ninguna parte NO HOY.

Pero claro, siempre es mas facil cuando vemos las cosas por la TV, cuando no tenemos que meter las manos en lo podrido de nuestra sociedad, en lo que se pudre cada instante... Es mas facil ver el noticiero y creer que hacemos algo porque nos compadecemos viendo las olas de frio que azotan a la sierra del peru y diciendo "mañana envio ropa" pero a la media hora ya nos hemos olvidado con algun capítulo de Los Simpsons...

La pregunta, repreguntada entonces... ¿Crees, realmente que al mundo le importas cuando tu no haces nada por que el mundo te preste atencion?... vale pensar, pues, que no es que el mundo nos este dando la espalda, sino que, podria ser, que nosotros empezamos a darsela a él...

De la monotonia de las vacaciones

Digamos solo que ya van pasando muchas horas en que uno no tiene nada que hacer. Las separtas nos pasan facturas de rato en rato, y a uno se le antoja mirarlas, pero en realidad no lo hace. porque esta de VACACIONES pues, y en vacaciones en lo ultimo que se piensa es en las clases...
Que lenta monotonia que se va formando en la pared o en la pantalla de la TV, en una pelicula, en winning eleven... Se extraña al Tio Bigote y los huequitos cuhpeteros... No hay nada que hacer.
Y uno empieza a reflecionar sobre las situaciones que pasan y que se van y regresan. No vengo muy enterado y este ensayo de vomito literario se escapa, ya, de lo planeado. QUiero que empiecen las clases... quiero tener que mentarle la madre a los profesores que nos dejan demasiadas lecturas, tener que "afanarme caletamente" a alguna chica del salon, la que me gusta yq ue mi enamorada no sabe (si, hablo de ti, caletaman). Quiero enseñar las heridas que me hice durante el verano que no quiere terminar...

Hay una atmosfera de soledad, o es que todos se han ido?
Alguna vez se han detenido solo a ver a la gente que pasa... especialmente a los cachimbos... a los venados...
Y toda reflecion producto de no tener que hacer, porque el animo pesa cuando uno quiere seguir sin hacer nada, pero quiere, de todas formas, continuar haciendo algo... es solo el fin cerca... se van las vacaciones y regresa la otra monotonia, la alegre... la de levantarse refunfuñando porque no has terminado la lectura y TIENES que terminarla, la de quedar con una bandaaaaaaza de gente para ir al frente y que solo vayan 3 gatos, y aun asi pasarla de la PM... l de comprar lapiceros a cada rato, pedir celulares a la gente que no conoces, o cuando cambiaste de celular en vacaciones... de vuelta a pedir prestados los cuadernos para fotocopiar apuntes, a coquetear con Erika, a tomarle fotos a todo lo que se mueve. Otra vez a la alegre monotonia de esperar nuevamente las vacaciones... que jodidamente aburridas son las vacaciones...

Tribulaciones, lamento y ocaso de un escritor tonto imaginario, o no?

Me has dicho que decidiste no entrar mas a esta humilde pagina, lo que reduce mi numero de lectores a 2 (quiero creer que siguen siendo 2 fieles lectores, aun cuando la constante pasteleada que termina siendo este blog aleje a los potenciales... en fin)
Dire, pues, en honor a la verdad, que a veces no termino de entender porque uno hace las cosas que hace, o porque piensa lo que piensa y dice lo que dice (casi como siempre he vivido mi vida). Lo raro es cuando llega alguien y empieza a entender esas cosas que tu no puedes entender sobre tu propia vida; y reconfigura lo anterior, y lo vuelve actual y vigente... No se si me entiendes, magia, aunque siemrpe terminas entendiendo mucho mas que yo sobre mi mismo... capaz por eso es que he terminado por decidir que quiero estar junto a ti el resto de mi vida.
No se si en realidad uno puede adelatarse al capricho de la vida, al capricho del destino o de las cosas que estan predestinadas a pasar... Solo se que de vez en cuando se nos da la posibilidad de jugar con las probabilidades y hacer como si, en realidad, tuvieramos algun control sobre esas cosas que, ya esta dicho, hacemos, decimos o pensamos...
Y llegas tu, pues, a romper todas las barreras del sonido, a hacer que tenga que reconstruir las ideas preconcebidas, antes escritas en alguna especia de piedra de metal... No se que decirte cuando hay tanto silencio, cuando has invadido mi calma, mi siempre atenta mirada... Cuando las palabras sobran, como siempre lo hacen...

A veces siento esa impotencia de a quien se le acerca la sentencia de muerte, el beso increible del abrazo perdido entre una marejada de magia, de irrealidad... Y estoy jodidamente feliz de poder confiar plenamente en que llegaras y no dejaras que la realidad me saque de este cuadro, en que no dejaras que la realidad llegue a hacerme uno mas, uno de los que caminan en la prosesion de gente muda...

Y en este momento, asi, con los problemas especificos, uno que dice? no dice nada... espera que esas cosas que nos hacen lo que somos deje de joder tanto... o que entendamos que en el mundo no estamos predestinados a concoer a gente que sea igual que nosotros, sino que sean todo lo contrario a lo que creemos que estamos buscando... Lo malo es que muchas veces creemos que esas oportunidades de modificar lo modificable son grandes y nos permitiran creer que podemos soportar algunas cosas que, a la larga, pueden ser muy dificiles.
Y yo? pues nada, no?... sospecho que mis habilidades sociales son escasas y por eso no puedo darme cuenta de las cosas... no es que me haga el huevon (aunque casi siempre sea asi)... Dices "insinuaciones" y, de verdad, no termino de entender de que estamos hablando... Solo se que quiero que estes junto a mi y me digas "el es bueno, el es malo" para terminar de entender porque siempre el mundo termina agarrandome de cojudo y lastimando a los que estan cerca a mi, por ser asi, de plano, tan como soy.
No puedo ser el principe azul, porque el principe azul era un penderejete y yo soy solo un despistado mas que se enamoro de la chica que le bajo un racimo de estrellas y deja de entender el mundo cuando ella esta mal. Soy un baboso, no puedo evitarlo.

Mi blog es una ventana a mi alma, creo... es como que por aqui se pueden conocer mis temores, irreverencias, gustos musicales, a las personas que amo, a las que no quiero para nada, a las que son importantes... en fin, no se... creo que este blog es mi forma de decirle al mundo que tambien los desconocidos existimos; y por eso tiene bastante de todas las personas que han tenido la suficiente paciencia como para brindarme algo de cariño (tan escaso estos dias)... Y de hecho me gustaria que sigas visitandome de vez en cuando, porque esta es la entrada a mis demonios, a los que me jodieron el 2008 y los que estan haciendo que este 2009 se vea como un año prometedor... O no se... porque me gustar contar historias y cosas que me pasan...
Supongo que esta es la forma en que me abro al mundo y le digo que no siempre me quedo callado y que por aqui puedo contar esas cosas que me pasan todos los dias y todo momento... los pensamientos que me invaden... en fin, todas las cosas que ya dije y que decido no volver a mencionar.

Me duele, hasta cierto punto, que te incomoden mis amistades y mis relaciones con estas... pero si hay algo que puedo hacer para que no te incomode, lo voy a hacer... y no porque me digas "me esta jodiendo" sino porque no soporto lo idea de hacerte sentir mal por algo... No soy mucho de hablar: yo escribo, y seguire escribiendo en este pequeño blog ventana-del-alma, y espero que me sigas visitando, aunque sea un ratito de vez en cuando.




Ps. El titulo es una parodia de la cancion de Sui Generis "tribulaciones, lamento y ocaso de un rey tonto imaginario, o no?"

26 diciembre, 2008

Yo no sé…
Veo solo puntos suspensivos
Y una luz que crea sombras.
Un espíritu que ronda la soledad
Una cadena, un péndulo indiferente;
Botellas vacías en pasillos sin luz.
Mirada ausente de vacío austral;
¿Congelada mirada?
¿O es pasión…?
Se va la vida, quedan memorias,
Figuras presentes que se van, a su vez.
Piano de cromo y estaño; madera al fin.
Rumbo perdido o frío que invadió…
El silencio mira celoso,
La calma anuncia esa eterna guerra:
Caballos de fuego y tierra
Que en el frío morirán.
05.06.08

Melancolia y Sinatra

texto que puede ser encerrado en el rubro "rarezas" porque andaba perdido y olvidado, lo mismo que el poema del post que seguira a este.




Sé que te has ido, que has volado con esa indómita magia que siempre te sonrió. Que el tiempo que ha pasado no se ha detenido, pero tampoco ha avanzado; que todo sigue repitiéndose una y otra vez en mi memoria, en cada lugar en que respiramos, en que nos amamos y fuimos uno. Hoy ya no estás… ¿o tal vez fui yo quien se fue? – Respuesta escondida – Siempre fue así, al final nunca sabíamos quien era quien, o qué era qué… Tal vez por eso es que ya tampoco estoy yo; o que estoy sin estarlo, como suspendido en un segundo eterno y terco. ¿Será que tus manos han ido a dibujar castillos en otra dimensión? – En otra magnitud- ¿O es solo el apático sonreír del sol que me expulsa del recuerdo de un invierno cálido y gris?...
Puede que sea solo yo… que no te hayas ido en realidad, y que las paredes de la realidad han sido puestas por mi propio “no-saber-querer” y aunque se que te has ido espero…
Ahora el viento me regala un compañero, sombra clara y ajena que tiene tu forma y tu olor… No me mira; mira, como yo, el sol ponerse en el mar, llegar la noche y las estrellas. Y se va con el amanecer.
Debo irme yo también, aunque mis pies siguen suspendidos en el espiral eterno de saber que no estás, pero pensar que volverás.
…El día claro me invita a sonreír (verbo esquivo que se fue contigo). Y aunque mis recuerdos son felices, sé que hoy no lo es. El día no termina, el sol no se va, pero tampoco llega. Siempre es todo como es, no como lo que se va, sino como el viento que dibuja momentos y sombras. El tiempo avanzó, un segundo se ha ido, pero el día se mantiene, sigue siendo ese mismo momento en que todo se detuvo.
El azul añil desdibuja el puto celeste sin nubes de verano; del frío verano en que no estás… que mal momento para estar triste… que mal momento elegiste para irte. Extrañarte en verano es como seguir viendo el reloj caminar, pero el tiempo aletargarse. ¿Dije que te extraño?... no, no… no te extraño, no sé qué es extrañar; tú me lo dijiste “uno no sabe lo que es extrañar hasta que extraña” y yo todavía no sé qué es extrañar… tal vez sea ese vació que se forma, o esa lágrima furtiva que intenta escapar; ¿sabes tú lo que es extrañar?
- Pero al fin llegó la noche-
El verano es un mal momento para extrañar, aunque yo no extrañe; pero esas noches cálidas son perfectas para pensar en esos puentes que cruzamos de la mano… o corriendo como niños y jugando a la inmortalidad.
Sinatra canta a kiss´s still a kiss, y tus besos fueron besos, aunque más adioses que besos; Un beso sigue siendo un beso as time goes by; pero el tiempo no va más… el tiempo ya no garabatea momentos posteriores. ¿Entonces un beso sigue siendo un beso, aunque el tiempo no pase?
¿Dónde estás? – sigo yendo al puente a esperar… Pero cuando llego al centro mis piernas tiemblan y no puedo seguir; no puedo terminar de cruzar el puente. Al otro lado me sigues esperando… ¿Me sigues esperando?- Creí ver tu sonrisa, tus ojos… Yo sé que sí, así que juntaré valor y daré un paso más, aunque la madera esté calcinándose bajo mis pies. Sudor que arde, un corazón acelerado y un amanecer anacrónico que detiene la intención de llegar a ti. Pero me quedo; el puente se queda. Todo se queda –como todo estaba- y sé que estás ahí porque puedo verte volar, porque ese brillo prístino de tus alas solo mira al sol. Y te vas, como llegaste, volando en dirección al sol de verano, pésimo momento para extrañar… Sé que te has ido batiendo tus blancas alas en dirección al mar... El puente se cae, el tiempo empieza a avanzar; a kiss´s still a kiss aunque uno no aprenda a extrañar y tú no sepas que, de quererlo, podrías regresar.

17.09.07

24 diciembre, 2008

22.12.08

Ha bastado con que la etrernidad suspire,
que encuentre, con los ojos, algo de pícara inocencia...
Ha caido magia desde el cosmos,
hasta los labios que se encuentran en el ruido...
-momentos que retornan-
asalto constante a los recuerdos
(acoso, si se quiere, de la realidad)

Ahí, arriba, las estrellas juegan con los mundos
y explotan, luces de colores que fulguran.
Magia que emana de los poros
y que vuelve a lo inconstante,
el extrañar...
dulce tormento
que, instintivamente, tiende a lo eterno...

Navidad y sus recuerdos.

Digamos que las alucines a las fechas de fin de año vienen por toda la blogosfera, y asumo que debo verme invadido por el espiritu de la fecha tan comercialona que se nos viene.
Es 24 de diciembre y hay cosas importantes pasando en el mundo, sumandole la despedida de muchos amigos que, en este tiempo de vagancia, no podran estar entre nosotros. Sospecho que tiene mucho que ver con que el mundo decide alejarse de todo en estas fiestas...

Pero bueno... a mi no me gusta la navidad. Si, soy de esos grinchs que detestan estas fechas con rojo y verde por todas partes. Me revienta la idea de sonreir hipocritamente y saludar a personas que nunca te agradaron, porque estas en el espirtitu del asunto este. Siento que deberiamos hacer algo para que la navidad no solo deje de ser una fecha comercialona y fresona, sino que tambien empiece a no ser la excusa perfecta para amistarte con tu ex o con tus patas del colegio (a los que no quieres ver nunca mas). Porque hay que aceptar las realidades... a nadie le gusta realmente la navidad, solo vivimos de ideas que hacemos para creernos que la navidad es buena, bonita y cariñosa y cerrar los ojos frente a todo lo que pasa en el mundo de hoy. ¿Se han puesto a pensar que mientras nosotros comemos nuestro pavito a media noche, con las velitas y el calor intenso de las noches de verano de lima, habran por lo menos un millon de niños que no van a tener nada mas que comer que un puñado de papa, sin techo con el cual abrigarse y probablemente bordeando la muerte por las heladas en la sierra?

Y es que navidad es una fecha feliz, no hay tiempo para pensar en todo lo que le duele al mundo, a la pobreza y la misera. NO, navidad es la fecha en la que podemos reinvindicarnos con nosotros mismos y decirnos "no somos tan malos, al menos no me dejaron carbon". Y es que siempre es mas facil engañarse, cerrar los ojos y dejar que el mundo pase. Otro dia habra tiempo para poder preocuparnos, ahorita solo quiero comer mi rico pavito, mi chanchito al horno, mi pure de manzana y olvidarme que mañana en la mañana tengo que recoger los papeles de envoltura de los regalos.

No navidad es lo que pienso. No a la hipocresia, no a la indiferencia por "compartir". No a la idea de que la navidad se trata del nacimiento de algo (o alguien) o que debemos obsequiarnos cosas para sentirnos mejor. No a negarse a ver que el mundo, por mas navidad que sea, sigue sufriendo y sangrando.

Sospecho que al comer algo en la noche tratare de sentirme mejor, sonreire y recordare a esos familiares que estan lejos; que hicieron su vida fuera del pais, y recordare esas noches navideñas en que fingia no tener hambre para poder fingir dormir junto a los regalos y calmar la ansiedad de la apertura de los mismos. Mi tia leyendo "cantando" los obsequios, la ansiedad en el rostro de mi hermana, la decepcion cuando te regalaban ropa y cosas que, sabias, tenias que recibir pero nunca servirian de algo real en tu vida.
Para mi la navidad no es una fecha alegre, es una fecha en la que suelo ponerme medio triston y azul, asi como quien no quiere la cosa... tiene que ver con los que no estan y con los que si... con que uno crece y esta fiesta plagada de magia va siendo cada vez mas de los pequeños que aun creen en que los regalos los dejo un viejo gordito y bonachon... Yo elijo no creen en la navidad, no solo por lo expuesto, sino porque sospecho que si yo gustara de la navidad el mundo seria un lugar incluso mas sombrio...
No navidad.

08 diciembre, 2008

Magia

Un nuevo silencio ha roto los esquemas... problemas cotidianos que intentan salir de su curso y condenar (a uno) a repensar, y pensar y quedarse pensando... aunque tenga, uno, que hacer mil cosas... hay cosas que se quedan en uno y que no podemos (aunque queremos) alejar.
La tension en el aire... la putrefacta sensacion de esquivar a quienes amas... ese dolor tan intenso, tan en serio... Gritos que no encuentran asidero real, que no se ubican dentro de este mundo perfecto...
Pero esta ella... Y creo que me hace sonreir... aunque le desespere que toque su espalda, porque altera sus sentidos... Y me hace sonreir, porque tiene esa forma medio magica, medio normal, de ver la vida, de sentir todo aquello que me hace sentir.

Y no se, pues, que pasa... porque luego de haberme hecho mierda, ella me recompone, y me reconstruye... me hace volver a caminar, volver a saltar, a sentir envidia de los postes, de las manos que no son mias, de todo aquello que tiene que seguir siendo magico. Y que seguira siendo mágico. Ella me hace sonreir y hace que las tormentas que destruyen la calma se disipen, que los fuegos artificiales sean cosa de todas las noches, que los grillos no suenen solitarios, que el camote sea mas dulce y mas salado, a la vez... Ella, la que hace que los animales tengan sentido de escape, que hace renacer la esperanza en el que se apresura a morir...
¿Que tengo, pues?... puñados de desilusion, puñados de alegria... materia y antimateria que, como en todo, estallan y generan energia... la suficiente para iluminar california durante 3 dias o, en todo caso, para mirarte y sentir todo esto que estoy sintiendo.

07 diciembre, 2008

El directorio

Breve reseña de una de esas noches que siempre palpitan (lease, magia)

Otra de esas noches mordiendo tus labios, enteramente desconectado d ela realidad, bailoteando, bailoteando... escapadno, como siempre, de todos... aunque rodeados de gente, siempre solos y juntos...
Bailoteo, siempre bailoteo...

04 diciembre, 2008

preguntas de aeropuerto, musica de asensor y los huevones.

Hoy me siento como esperando que llegue un avion. Un avion que trae noticias, no gente, sino noticias... con la misma mirada de imbecil al tablero de llegadas, con la misma ansiedad de "habra cambiado" "me reconocera" y toda esa mierda. Creo que tengo un cartel en la mano, que dice "noticias" o algo que se le parezca lo suficiente... o tal vez no tengo nada, solo la esperanza de quien espera por el momento, y no fuerza los recuerdos ni los momentos. Esperando, nada mas...

Y que se escucha? pues musica de asensor, evidentemente.. alguna del huevon de Kenny G, que no contento con no escribir su propio material, roba canciones y las hace todavia peores de lo que ya son... eso debe merecer una pena bastante alta... Es como ser Diego Dibos, y peor aun, una persona que baja musica de Diego Dibos.

Pero bueno, que mas da? hoy se espera... se espera como quien espera qué esperar, o sin una salida practica, una ventana que deje ver otra cosa. El tablero del mal apuntando "confirmado"... Un helado que cuesta 10 soles, y una cajetilla de Lucky que cuesto 8 (un robo, pues)... Pero si, un helado de limon y un puchito, como para acompañar al que espera esperanzado...

Pero anda... nada en la nada que se da. "cancelado" sale por ahi... Mirada de imbecil, corroborando la informacion que se da, disonancia cognitiva (termino universitario)Conversas con los que esperan lo mismo que tu, pero ellos no han visto que diga "cancelado" por ninguna parte... debe ser tu percepcion, debe ser que has visto mal, asi que vuelves a mirar. Pero estas seguro, dice lo que has leido. Las miradas de huevones siguen clavadas en el tablero, y crees que eres mas vivo porque te largas antes que todos ellos. Y ni bien has empezado a llegar a irte, asi, por la puerta que se abre solita, ves que todos los "huevones" se amontonan frente a un grupo de noticias que salen... Y te quedas solo, esperando la siguiente llegada que, asi se cancele, seguiras esperando.

03 diciembre, 2008

F5: Refrescate pues hermano...

Asi con el aire medio informalon que tengo hoy. Pienso que esta empezando a hacer calor, a tener que no llevar chompas a todas partes que voy, a menos que visite, surrealistamente, la playa a la que siempre voy, y de la que siempre algun sereno termina sacandome a patadas... Estoy escuchando travis, pero me ha resonado en la cabeza asi, de pronto, un perreo chacalonero, quien sabe porque... supongo que tiene que ver con que el verano esta aqui y uno empieza a sentir esos rayitos de sol que en la primavera parecian medio muertos, medio en broma, medio en serio. Ya no tendremos, pues, primaveras ni otoños, sino 2 estaciones... falta poco para que el mundo sea un hornito de presion, y todos empecemos a pensar que debimos hacer algo... pero nada... hoy tengo ganas de nadar en divagaciones, aunque no deberia, porque tengo final de tecnicas de entrevista y aun no termino de estudiar... me di la vuelta parapostear, ¿porque? porque necesitaba refrescarme... Un limoncito y su rica menta... claro que si, claro que si...

02 diciembre, 2008

Conversaciones, Sui generis y el minimalismo


Como quien gravita, como quien camina, llegue a una de esas viejas canciones que iluminaron mi adolescencia. Y me hizo pensar en todas estas cosas, las que vienen pasando y las que no pasan, y lo que he venido haciendo con una vida que, en muchos sentidos, carece de sentido...

Claro, eso de "carecer de sentido" es medio figurativo, no? el existencialismo nos dice que que el sentido de una vida viene dado por la misma persona, y no es algo que se le imprima en el momento del nacimiento... Y pienso, por lo tanto, que sigo teniendo una razon para estar aqui... de no ser asi, pues para que vivir sin sentido y sin intencion de dar sentido; claro que si.

Y a que viene, entonces, este post? supongo que a haber escuchado Sui Generis despues de varios meses, o el haber conversado, una vez mas, de la forma intensa y risueña en la que me gustaba conversar cuando tenia 14 o 15 años... ¿quien sabe? o, mejor aun ¿quien quiere saber? Supongo que el frio de este verano frio, o la resolana... o no se que carajos con el clima... tiene que ver con que Al Gore no visito nuestro pais con su powerpoint sobre la ecologia y todo lo que esta cambiando, pero no importa...

A veces creo que este blog no tiene sentido alguno... en momentos como este me doy cuenta que, en realidad, NO tiene sentido alguno. Y claro, como seguir con esto si es que no tiene sentido? de la misma forma en que uno sigue con su vida, con su devenir y su constante forma de ver lo que ve y no quiere ver... ¿o no?

Ahorita escucho "una vejez sin temores" pero no... ¿para que una vida sin temores, en general, y una vejez en particular? vamos... que forma tan conformista de ver la vida, asi, tan "eterea" tan "perfecta"... que horrible sensacion la de la tranquilidad extrema... sin una forma de entenderse como humano, como un ser que siente y que es. Creo que eso es lo que mas detestaba de la "estabilidad emocional", que, en realidad solo me permitia estar "estable" y sin los rush de emociones que a veces son tan entretenidos, divertidos y gratificantes...

Estoy dispuesto a sentir, entonces... a seguir escuchando Sui generis y a seguir conmoviendome por ese tipo de cosas tan humanas... y en cuanto al minimalismo... ¿para que seguir? Pues para seguir con ganas de seguir.

01 diciembre, 2008

Manias y costumbres

Bueno, no hay que ser un experto para darse cuenta que todas las personas tenemos un numero de manias. Sospecho que no soy la excepcion a todo este asunto, y aque una breve apologia descriptiva de aquellas manias que terminan por resaltar ese lado tan humano que todos tenemos... en fin...

Mania numero 1 : Actualizar
Siempre que estoy frente a una computadora tengo la casi ofensiva necesidad de actulizar el sistema cada dos minutos... claro, el lapso de tiempo es un poco diferente encada caso, y depende mucho de la concentracion de la tarea, pero bueno...

Mania numero 2: Quitar los subrayados rojos o verdes y etiquetas inteligentes.
Por alguna razon me resulta particularmente irritante ver una de estas cosas que me dicen "no eres tan bueno comocrees, mira como te equivocas" es casi como si mi mano (mis dedos) determinaran que TIENE que desaparecer esa huevadita roja, verde o "inteligente"

Mania numero 3: Mirar y callar.
Por alguna razon es una de mis manias favortias... y se describe bien a partir del nombre... asi que... para que decir mas?

Mania numero 4: Tocarme la nariz.
No me habia dado cuenta de todas las veces que me toco la nariz en un solo dia, ya sea para rascarmela, para "presionarla" o para, simplemente, tener algo que tocar... mania extraña, pero no se...

Mania numero 5: Procrastinacion
Pero bueno, quien no procrastina?

Mania numero 6: Tensar los músculos de las piernas
Como buscando un calambre que nunca termino de querer... ahi ahi, cuando ya viene, cuando ya lega, plum, desanimo por dolor...

Mania numero 7: sobarme las yemas de los dedos.
No creo que tenga explicacion alguna, la verdad...

Mania numero 8: cambiar las canciones antes que terminen
Pero vamos... ¿alguien puede culparme?

Mania numero 9: no querer llegar a tener 10 manias...
Es como si el numero 10 tuviera un problema conmigo... cada vez que pienso en el 10 recuerdo la matematica, y la matematica me lleva al colegio... asi que no, no tendre 10 manias.

Mania numero 11: garabatear.
Sospecho que el garabato es una de las formas de expresión mas genuina entre los que carecemos de habilidades para el dibujo... Yo escribo, de vez en cuando, pero prefiero garabatear...



Ahora bien, en el plano de las costumbres no hay mucho que decir, ya que casi todas son adaptativas...




Me quedo con una pequeña reflexion... que no tengo ganas de compartir (o que no puedo articular... sosiego, pues... sosiego)

30 noviembre, 2008

Messengereando o caminando en la noche

Conversaciones que se repiten, no? y uno se pregunta como tratar de esquivar esos segundos que sale el mensajito "XXXXX esta escribiendo un mensaje"... trantado de anticiparse, terminar la frase antes que se diga algo mas. Pero no se... a veces es mejor quedarse esperando, esos segundos, la tortura social de no saber lo que se dice, o lo que se dira y que se sabe, en el fondo...

Llevo un tiempo caminando, otra vez, vuelta a las viejas costumbres de mirar y callar... y entender que la vida se comparte, asi como la alegria y la magia. Y si pues, yo creo en la magia, mas alla de los magos que sacan conejos de los sombreros, creo que es posible sacar un sombrero de un conejo, o de varios. Y partir, pues, lo que se preconcibe y el caminar constante por calles que derraman lisura.

Otra de esas noches junto a ti... las perfectas, las que siguen resonando en el recuerdo, aunque duela pensar en el pasado, aunque a veces sintamos que todo va muy rapido, y que no podemos controlar esta vorágine de emociones y sentimientos... ¿Qué decir, entonces? ¿se puede uno quedar callado frente a lo indiscutible de la realidad?... Y lo peor es que ni siquiera se puede decir algo, o terminar de decir algo.

Los demonios han aplacado su ira, creo... y ahora puedo ver con mas sonrisas que lágrimas el futuro, o no se... en realidad creo que lo que vale en cada momento es sentir, sintiendo y dejarse sentir... llegar a ser lo que sea que se quiera ser, o ser uno mismo, en el fondo es lo mismo... Calle, pues, que recubre su mierda de colores, que recubre todo lo inmundo que hay en ella en flores y carcajadas... Como si la calle nocturna, como el cielo, quisiera jugar con nosotros... Magia, pues, entonces lo que define lo que sucede... magia de la que no termina, de la que uno nunca descubre cual es el truco, o de donde salio ese maldito conejo... Es magia cuando nos miramos, cuando tomo tu mano, o cuando nos abrazamos en un taxi; lo mundano y lo comun siempre tienen como un sentido ulterior cuando se trata de compartirlo, ¿no?...

¿Y como evitar la tortura de esperar? pues esperando, ¿que se le va a hacer?...

27 noviembre, 2008

C`est la vie...

Habia caducado el silencio...
Un dibujo de paz, de luz eterea, algo asi como si la nada quisiera seguir jugando con la intencionalidad. Metaforas que pierden sentidos, que dejan de pensarse cuando los labios se encuentra, cuando las eternidades se detienen y fulguran. Juegos de pasados que pasan, como lo que pasa y pasa... Pero no, porque lo pasado no es tal, sino lo que viene y lo que se ha ido... Las verdades son apreciaciones mal hechas, porque en este momento, en este segundo, todo lo que existe es la inmensa eternidad de un abrazo.
... Magia...

24 noviembre, 2008

Clases y mas

Como hacer para balancear cosas que tienen que venir o que quieren venir con cosas que se han ido y que hacen revoltijos en la memoria?...

Dificil forma de ver que todo tiende hacia el infinito, pero que, a la vez, pierde el viejo rumbo que siempre tuvo, y como buscar lo infinito si vas por distintos caminos sin rumbo particular?

Disfruto, pues, mirar... mirarte... o acariciarte... No se... creo que extraño verte, aunque apenas nos conozcamos y pensemos, recien, que pueden pasar mil cosas mas de las que habiamos pensado que podrian pasar pasando al pasar pasante... y hacer el trabajo del tiempo en miles de noches compartidas... volver a volver y velar al verte dormir, pensar que no podria existir esa gracia que no existe en nada... Pero que lo hace y lo hace y lo hace.

Reflexion que empieza a extinguirse, pues resuenan en el vacio las voces de quienes mueren... fantasmas de amores pasados? o solo la soledad que grita tu nombre?... vamos, a quien engañamos? sabemos que esto tiende a la eternidad... Me encantas.

Fuga en re menor

Ando apurado por llegar a clases, asi que breve sere.

Siempre creo que cuando uno conoce a una persona tiene que dejar un poco de si mismo para llegar a conocerla realmente. Me esta pasanado que estoy conociendo a alguien que tiene el potencial de ser tan especial... que no se... una parte de mi siente ESE viejo miedo, esa vieja impotencia; esas viejas sonrisas que crei haber perdido en medio de la desesperada soledad... Pero no, ha llegado un nuevo sol, una nueva forma de ver que la soledad tambien nos acompaña y tambien permite que dibujemos canciones dormidas en un cielo plagado de estrelas... Me encantas...

23 noviembre, 2008

fe de errata

El post anterior termino siendo algo que queria decir, pero no el objetivo, que era, sacarme un poco lo del viaje del que habla dicho post...

En realidad el viaje fue dificil y duro, no solo por el peso, sino por el sol y el terreno agreste. No pudimos hacer cima en Zarate, pero llegamos a otro descampado a media hora de San BArtolome(lindo pueblo que tuvo la suficiente paciencia como para albergar a esta banda de desadaptados sociales). Entre risas y caricias redescubri un corazon... Entre ira y amor redescubri la hermandad... entre rencor y sobreexigencias redescubri la amistad.

Uno de mis amigos casi se desbarranca, y mi hermano se desbarranco (aunque el lo hizo adrede) (no hay bajas, nada de lo que preocuparse). Creo que eso es lo que uno siempre rescata de este tipo de experiencias, y uno aprende a sobreponerse a uno mismo, al cansancio extremo de la caminata de todo el dia, al peligro de perder la vida. Porque asi es la naturaleza, tan omnipotente e indiferente...

No vimos lluvia, eso habria hecho que termine todo por ser perfecto, pero fue lo perfecto que pudo ser. Me alegra que me acompañaran quienes me acompañaron, porque todos tuvieron que dejar algo de ellos mismos en mi, y ahora soy una persona mas completa. Y ella, pues... ¿que decir? supongo que el post anterior habla por si mismo y no tiene sentido que siga describiendo esas situaciones en las que uno redescubre sentimientos que creia haber perdido...

Aclimatacion

He regresado, luego de un pequeño paseo por los bosques de la sierra de Lima... Viaje donde he descubierto muchas cosas que crei que (no solo) no volveria a descubrir, sino que pense que estaban terminadas.
El valor del compañerismo, el rencor tan humano, la desesperacion de la muerte, la sublime sensacion de sobreponerse a lo mas dificil, porque uno es capaz... Una noche fria, tomando tu mano y mirando las estrellas fugaces... Sin pedir deseos, porque todo lo que podiamos desear lo teniamos ahi, en la noche perfecta, en la noche en que los pumas vacilaron y nos dejaron viviendo esa inconexa existencia... Sueños y palabras que sigues resaltadas en la memoria "la mejor soledad es la que comparto contigo"...
Regresa el viejo lobo solitario, la vieja sensacion de vacio que gravita... Pero a la vez una sonrisa que promete.... Solo canta en este vacio, en este pedazo de lo todo, de lo atemporal...
¿Dormir con la soledad? tal vez una carpa eterna en la que podamos ser nosotros mismos el resto del tiempo que nos queda por compartir.

Un abrazo marcopoliano.

17 noviembre, 2008

La mejor soledad es la que comparto contigo....

Esas palabras han estado rondando mi mente por muchas horas (demasiadas para mi gusto) y bueno... que se le hace? sospecho que el anonimato brinda esa proteccion y esa incertidumbre. Dire, en honor a la verdad que tengo mis sospechas, pero bueno... esas cosas, como el mismo anonimato, no se deben mencionar...

En realidad no se si tengo una "sonrisa bonita"... lo que si se es que me gusta sonreir... me gusta no pensar que la gente es mala, o que existe algo de maldad en el mundo... a veces soy un poco ingenuo y tiendo a no relacionarme bien con las personas... cuando alguien me agrada o me gusta no reparo en el contacto fisico, de hecho lo busco bastane. Creo que prefiero no quedarme callado, aunque casi siempre lo termino haciendo...

Y ella (o el :S) quien posteo esas palabras, ha llegado intimamente... creo que sabe de lo que hablaba, creo que se quien quien quien quien quien quien quien quien quien quien quien juega con mi mente... pero bueno, no importa... ya se vera en el mundo, lo que pasa... si es quien creo que es, es mutuo.